Se llama Astor y es un prodigio del piano

Sus padres llamaron así en homenaje a Piazzola. Hace música desde que era bebé y con 6 años deja azorados a todos. 

El pequeño de 6 años tiene un talento musical impresionante.
El pequeño de 6 años tiene un talento musical impresionante.

Astor Martino lleva el nombre de pila de un músico legendario. Toca el piano desde que era casi un bebé y en la actualidad, con sus 6 años deja al público azorado y sin aliento. “Me gusta Piazzolla: su nombre y sus tangos“, dice con entusiasmo. Astor tiene a sus padres y a su hermana, pero también tiene a la música como parte importante de su vida.

“En casa tengo guitarra, armónica, bandoneón, batería, piano y flauta”, contó. Pablo, su padre, aseguró que “siempre sus reacciones a los estímulos fueron llamativas, pero en el último tiempo se agudizaron. Tiene oído absoluto: el otro día me afinó la guitarra solo”. Para la presentación semestral de los alumnos del instituto, Astor entró corriendo a los estudios UC Dadson, se sentó en el piano y comenzó a tocar.

Las melodías fluyeron como si las interpretara un adulto y demostró que dentro de ese pequeño niño juega un talento enorme que deja a todos sorprendidos. “Me encantó, me divertí“, aseguró Astor sobre su presentación. Sin embargo, no sabía que ese había sido su debut en un recital, porque creyó estar en un ensayo.

“Cuando terminaron de tocar vino y me dijo: Papá, había gente en el ensayo. Y yo le dije: ¡Hijo, no era un ensayo, tocaste ante un público!, contó su padre A su corta edad puede escuchárselo interprentando a Memphis la Blusera, admirando artistas como Beatles,QueenColdplay y La Máquina de Hacer Pájaros, Guns N Roses, y disfrutar del rock y el blues, pero también se da el tiempo para abrazar a su abuelo cuando puede y para jugar con su hermana de 4 años, que toca la batería.

“Astor es un chico muy tranquilo, tiene una facilidad con el piano y su otra pasión es la arquitectura, pero lo que siempre le decimos es que lo mejor es estudiar, que nunca se sabe demasiado”, contó su padre. Aunque es pequeño, estudia piano desde hace tiempo mientras combina el aprendizaje con la diversión y el juego.

“El primer día que lo llevé a lo del profesor, lo miró y le dijo: Este piano está desafinado. Yo no sabía dónde meterme. Y entonces él le respondió que era verdad, que sonaba así porque hacía poco que lo había empezado a afinar y tardaba en ajustarse”, relató su padre. Si bien admira y escucha habitualmente la obra de Piazzolla, su padre admite que el nombre Astor le gustaba aún más que el propio artista.

Somos una familia de cuatro y con mi mujer buscamos estimular mucho a los nenes: no queremos generar algo de egocentrismo en ellos. Priorizamos la calidad educativa”,explicó su padre. Sobre lo que querría ser cuando sea grande, ahora que es chico, Astor aseguró al diario La Capital: “Me gustaría ser arquitecto o inventor, y también pianista”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *