Se retira Julio Velasco, el emblema del voley que sobrevivió a la dictadura

El entrenador argentino anunció su retiro de la conducción técnica a sus 67 años. De estudiantes de filosofía a campeón del mundo, una vida llena de éxitos y “un culo fuera de lo normal”.

Julio Velasco se retiró de la dirección técnica a los 67 años
Julio Velasco se retiró de la dirección técnica a los 67 años

Julio Velasco es una de esas personas que siempre se lo valor+o por su capacidad y frontalidad para hablar. A partir de su manera de ser, fiel a sus convicciones desde que decidió meterse en la carrera de Filosofía en la Universidad de La Plata, logró conquistar el mundo del voley con la Selección de Italia y hasta tuvo la suerte de integrar planteles de fútbol como Inter y Lazio. Hoy, Módena, la ciudad a la que tanto le ha dado, anunció que el DT deja la actividad.

Formado en Ferro y GEBA, haciendo sus primeras armas con los juveniles, el entrenador argentino cambió el paradigma de este deporte en Argentina, desde su paso por los años 70 y llevando a la Selección a su medalla de bronce en el Mundial de 1982. Pero antes de eso, tuvo una vida plagada de peligros en La Plata, donde el mismo define que se salvó más de una vez de “desaparecer” durante la Dictadura

Velasco, ídolo y leyenda en Italia. Foto: Twitter @volleyball.it

Amigos, hermanos y familiares torturados fueron parte de su vida en su juventud, pero aún así decidió no abandonar el país y luchar por sus sueños, hasta que llegó su mudanza a Italia y su vida cambió. En poco tiempo, pasó de dirigir un escueto equipo de segunda división, llegó el salto a primera (Panini) y allí logró dos títulos de manera consecutiva, cortando 10 años de racha.

Velasco define el avance de su vida con una sola frase: “un culo fuera de lo normal”. Así logró convertirse paso a paso en el mejor entrenador del mundo, considerado por sus colegas, pero así también en un referente del deporte, que tuvo como admirador y hasta consultor a Pep Guardiola, cuando era entrenador de Barcelona.

Julio Velasco, dirigió la Selección Argentina entre 2015 y 2018. Foto: Twitter @Voley_FeVA

Más allá de todas sus enseñanzas, es un competidor nato. Una vez afirmó que nada se compara con ganar, aunque él lo relaciona con el acto sexual. Así, es como logró ser campeón en casi todos los lugares que estuvo, tocando el cielo con las manos al conseguir los campeonatos mundiales de 1990 y 1994 con Italia, pero también los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.

Hace poco más de cuatro años, pudo cumplir su último sueño y el único pendiente: dirigir a la Selección Nacional. Bajo su mando (inesperado, según relata él) logró conquistar los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, disfrutar los Juegos de Rio 2016 y dar una de las batallas más importantes del equipo nacional en el último tiempo la vencer a Polonia en el Mundial 2018.

Hoy, en Italia, donde vive gran parte de su familia, Julio Velasco anunció el final de su carrera como entrenador y el club al cual representa lo despidió con un comunicado. “La decisión para cerrar su carrera como entrenador debe ser aceptada, ya que uno acepta lo que decide una persona que ha demostrado, en cualquier circunstancia, una enorme propiedad, profesionalidad y pasión“, publicó Módena Volley.

Se retiró el profesor, un trabajador incansable y referente de un deporte que crece por las semillas que él mismo plantó. Por ahora, el voley y Velasco cierran una etapa maravillosa pero quién dice, que no vuelva a la escena en algunos años. Tal vez, ese “culo fuera de lo normal” todavía le tiene algo preparado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *