Por Luis Autalán
@LuisAutalan

La multisectorial 21F potenció su distancia de la conducción de la CGT y al mismo tiempo fustigó al presidente Mauricio Macri desde las advertencias y críticas del camionero Hugo Moyano, en el cierre de la convocatoria que ese bloque sindical y de movimientos sociales realizó en el club Atlanta. Moyano consideró que, comparado con el actual jefe de Estado, “Fernando de la Rúa era un estadista“, al tiempo que intimó a la CGT a tomar medidas de acción directa: “O se suman a la lucha o se quedan con los oligarcas que pretenden quedarse con los derechos de los trabajadores“. En ese sentido, anunció protestas en todo el país para septiembre, con el fin de frenar la sanción del Presupuesto 2019 en el Congreso, condenar el acuerdo con el FMI y rechazar la visita de los jefes de Estado en noviembre, en el marco de la cumbre del G20.

La advertencia del camionero fue clara respecto a que la coyuntura “no le permite a nadie hacerse el distraído“, durante el discurso que pronunció en el microestadio de Villa Crespo. Como sucedió en la convocatoria de febrero pasado, Moyano retomó los tonos más agudos en su oratoria al considerar que la secuencia del caso de los cuadernos, las multas a sindicatos combativos y otras acciones tanto judiciales como del Ejecutivo nacional “buscan tapar el hambre, la miseria y la desocupación. Pero estamos convencidos de que no se puede abandonar la lucha por más presiones que nos quieran meter“. En esa misma línea apuntó que “los jueces y fiscales presionados por el gobierno le pueden quitar la libertad, pero no la dignidad a los trabajadores“.

Ausente con aviso su hijo Pablotras una descompensación que lo mantuvo internado en una clínica del sindicato camionero, desde los gremios que participaron de la convocatoria y los movimientos sociales se hicieron públicos los deseos de una pronta mejoría. El también vicepresidente de Independiente sería dado de alta médica durante la jornada de este viernes.

De la convocatoria en Atlanta formaron parte las CTA que lideran Hugo Yasky y Pablo Micheli, respectivamente, la Corriente Federal al mando de Sergio Palazzo (Bancarios), Horacio Ghilini (Sadop) y Héctor Amichetti (gráficos) como también las organizaciones sociales como la CTEP y Barrios de Pie. Desde ese bloque que también integra la ONG La Alameda, su responsable Gustavo Vera destacó el “programa federal de 21 puntos” que intenta construir “una esperanza colectiva que plantea medidas de corto, medio y largo plazo para la emancipación de la Patria y la felicidad del pueblo“; en esa ala existe un vínculo aceitado por el papa Francisco que hace meses recibió a Pablo Moyano y mantiene contacto fluido con Vera.