El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi desestimó la denuncia presentada por Ramón Muerza, opositor a Armando Cavalieri en el sindicato de Comercio, por considerar un hecho falso las posibles irregularidades en el padrón y maniobras de fraude en el proceso eleccionario del gremio.

Del mismo modo, el magistrado sobreseyó a Cavalieri al entender que no hay delito porque la denuncia es falsa.

A través de este fallo, la justicia federal negó la existencia de más de 5.000 afiliados muertos que supuestamente formaban parte del padrón electoral, ya que el padrón nunca los había incluido.