blob:http://www.infobae.com/ebb4c613-e7e2-465f-b71c-c8d1c734473f

El 2 de marzo de 2016, el ex espía Antonio Stiuso tuvo una aparición fugaz, inesperada y contundente en la televisión argentina. Incluso inentendible. Ahora, un año y medio después, quizá, se entiende un poco más lo que intentó decir el conocedor de gran parte de los secretos del poder argentino. ¿Qué quiso decirle Stiuso al ex fiscal adjunto del juicio a las Juntas Militares, Luis Moreno Ocampo?

Ese día, Moreno Ocampo estaba como invitado en el programa Intratables, por la pantalla de América, para debatir sobre el caso Nisman. En un momento, la rutina del programa se altera y Santiago Del Moro saluda al aire a Antonio “Jaime” Stiuso, quién por primera vez hablaba por teléfono. La llamada no fue de manera tradicional. Incluso, ante la negativa del ex hombre de la SIDE a que lo llamen a él, es José Nuñez, el productor ejecutivo de Intratables quien baja, al aire, con su teléfono para que Del Moro improvise un reportaje con Stiuso, ante la atente mirada de Moreno Ocampo, vía el altavoz del celular.

El ex fiscal jefe de la Corte Penal Internacional de La Haya es uno de las principales voces en apuntar a Stiuso como principal responsable de la muerte de Alberto Nisman, y en Intratables se encargó de repetirlo. No esperaba esa reacción del ex espía, claro.

“Quería ver si le preguntan al doctor Moreno Ocampo si me conocía…”, dijo Stiuso apenas terminó de saludar a Del Moro.

-Moreno Ocampo: ¿Yo a él? no lo conozco en mi vida, no.
-Stiuso: ¿Conoce al Dr. Marcelo Art?
-Moreno Ocampo: No me acuerdo. Pero qué tiene que ver eso… Qué tiene que ver a quién conozca yo. Cuál es la relación entre lo que estamos discutiendo y eso que usted me pregunta…

Moreno Ocampo estaba apoyado sobre el escritorio de utilería, con su mano derecha sobre su barbilla. Reía nervioso y a medía que corrían los segundos intentaba tapar lo que decía Stiuso. “¿Será Stiuso?”, le preguntaba Moreno a Del Moro y el ex espía puso toda su artillería irónica y misteriosa.

-Stiuso: Es como raro que me desconozca ¿No se acuerda de una reunión? ¿No recuerda la reunión que tuvo conmigo?
-Moreno Ocampo: No. No recuerdo haberme reunido con usted en mi vida, salvo que haya usado otro nombre. Sé de usted por Beliz, de lo que vi en la gestión pública… no sé de usted personalmente, no lo recuerdo.

En ese momento, Stiuso intenta dar precisiones sobre una reunión en un café, pero Moreno Ocampo no lo deja terminar.

-Moreno Ocampo: ¿Qué tiene que ver? Qué importaría que yo lo conociera, cuál es el dato que usted quiere meter acá que sería relevante si yo lo conociera… no cambia nada, si yo lo conociera diría lo mismo, que me parece nefasta la gestión pública que usted ha hecho de acuerdo a la información que tenemos… Si quiere explicar cómo hizo cosas, venga y explíquelo, sería fenomenal.
-Stiuso: Yo todo eso ya lo expliqué. Usted se reunió conmigo y con Marcelo Art, pidiendo ayuda por amenazas que recibió durante el juicio a las Juntas…
-Moreno Ocampo: No me acuerdo para nada de eso… ¿Qué importancia tiene?
-Stiuso: No, no… Usted fue amenazado y vino a pedir ayuda… ¿No recuerda que me conoce?
-Moreno Ocampo: No es cierto me parece…
-Stiuso: Ah ¿No? ¿No es cierto?
-Moreno Ocampo: No
-Stiuso: No es cierto, bueno si quiere…
-Moreno Ocampo: Haga lo que quiera, a mi no me importa, si yo estuve con usted o no es irrelevante, si yo pedí a la SIDE protección…
-Stiuso: No sea caradura… Recuerda durante la gestión de Cavallo que usted buscaba información sobre corrupción y cobraba…
-Moreno Ocampo: Yo era abogado…
-Stiuso: Yo tenía que hacer los trabajos y cobraba… ¿No lo recuerda?

Desde ese momento, Moreno Ocampo, visiblemente nervioso y confundido intentó evitar que Stiuso siga con su artillería de acusaciones, pero la conversación ya se había desmadrado. “No entiendo lo que dice”, repitió Moreno Ocampo y aclaró que “era abogado y hacía lo que quería”. “Sí, sí, sí, no sea caradura”, arremetió Stiuso.

La conversación terminó intempestivamente. Stiuso nunca más volvió a hablar del tema y Moreno Ocampo nunca explicó qué intentó decir el ex espía. En ese entonces, ese intercambio y el llamado del ex jefe de operaciones de la inteligencia argentina fue considerado un apriete al propio ex fiscal de las juntas.

Este fin de semana se conoció una investigación, publicada en España por el periódico El Mundo, que afirma que Moreno Ocampo y su mujer tuvieron negocios en paraísos fiscales durante su mandato en el tribunal internacional” y señala que “al dejar la oficina, defendió a un objetivo potencial del Tribunal para el que trabajó durante nueve años“. De acuerdo con la denuncia, que se basa en el análisis de más de 40.000 documentos -balances contables, cables diplomáticos y correspondencia, cruzados con fuentes de información pública- “la integridad de Ocampo” está “en duda mientras estuvo en el cargo y después”.

¿Sabía Stiuso de estas operaciones? ¿Qué intentó mostrar el ex espía al asegurar que Moreno Ocampo cobraba por información? Un año y medio después esa intervención vuelve a cobrar notoriedad pero las preguntas, a la cuál ahora se le suma una, siguen sin ser respondidas por ninguno de los dos.