Con edades comprendidas entre los 11 y los 17 años, esto es lo que se supo de losmenores que estuvieron atrapados en una cueva del norte de Tailandia:

Chanin Vibulrungruang: con 11 años, es el más pequeño. Lo llaman “Titán” y comenzó a jugar fútbol cuando tenía 7 años de edad. Lo invitaron a sumarse al equipo cuando se unió al club deportivo de su escuela.

Duganpet Promtep, también conocido con el sobrenombre de Dom (13 años), es el capitán del equipo, y varios conjuntos tailandeses siguen la pista a este futbolista que se vislumbra con un gran futuro deportivo por su calidad técnica. El púber es fan del Real Madrid.

Panumas Sangdee, o Mig (13 años). A pesar de su gran envergadura, es uno de los jugadores más ágiles de la formación.

Somepong Jaiwong, o Pong (13 años). Descrito por sus profesores como un chiquillo alegre y deportista, el joven mantiene el sueño de defender los colores de la selección nacional. Es apasionado por el Liverpool.

Mongkol Booneiam, o Mark (13 años). Sus docentes lo definen como un pibe respetuoso con sus compañeros y profesores del colegio. Es también hincha del Real Madrid.

Adul Sam-on (14 años). Nacido en Birmania, se trasladó a Tailandia para acudir al colegio. Habla cuatro idiomas: birmano, tailandés, chino e inglés, lo que le ha erigido como portavoz del grupo ante los equipos internacionales de rescate.

Nattawut Takamrong, o Tern (14 años). Es buen estudiante y amante de los deportes, sobre todo el fútbol.

Ekarat Wongsukchan, o Bew (14 años). Un niño descrito como responsable y que ayuda en la tienda que regentan sus padres.

Prajak Sutham, o Note (15 años). Lo definen como un muchacho de pocas palabras, pero sus profesores destacan su inteligencia y deber del cumplimiento.

Pipat Pho, o Nick (15 años). Dice ser amante de las barbacoas, y le pidió a sus padres asistir a una cuand saliese de la cueva. Alegre, dicharachero, pero muy maduro, según sus tutores.

Pornchai Kamluang, o Tee (16 años). Un rapaz que contagia felicidad. Muy sonriente y atento con sus amigos.

Peerapat Sompiangjai, o Night (17 años). El mayor de los chavales. Cumplió los años dentro de la cueva, pero ya dijo en una carta dirigida a sus padres que quiere su “fiesta de cumpleaños”.

Tanto los niños como su profesor,  permanecerán al menos una semana en el hospital provincial de Chiang Rai para someterse a un completo chequeo médico.