Tevez sigue en Boca, donará su sueldo y no apura la vuelta del fútbol

“Tenemos que ser prudentes con lo que declaramos”, opinó sobre el parate

Imagen: NA

“Voy a seguir en Boca hasta diciembre y voy a donar todo mi contrato y la prima a una entidad sin fines de lucro”. Así, Carlos Tevez hizo públicas este viernes las condiciones de la renovación de su contrato -todavía falta la respuesta del club- al mismo tiempo que repartió algunos palitos para los dirigentes que lo habían tildado de “ex jugador” durante la negociación.

Más cercano al viejo mote de “jugador del pueblo” y bastante alejado de la imagen de los últimos tiempos, arribando a los entrenamientos en Ferrari o participando de polémicas inversiones con el ex presidente Mauricio Macri , el nacido en Fuerte Apache se refirió a la situación que vive el país durante la pandemia como decisiva para optar por donar su futuro salario.

“Voy a donar todo mi contrato a una ONG. Contrato y prima. Lo decidimos entre todos, con mi esposa, mis hijos, mi representante, mi hermano. Ahora me van a tener que prestar ustedes (por los periodistas). Estos días veremos… Para las vacunas, para las ollas populares. Queremos dejar escrito eso en el contrato. No quiero ver nada de plata“, afirmó Tevez en diálogo con Radio La Red.

El atacante de 36 años, pieza importante en la conquista xeneize de la última Superliga, evitó hablar de cifras porque no le parece “justo” en el contexto actual. “Vemos la realidad, tenemos gente que hace ollas populares, que está pasando un mal momento. Es lo mejor, así no se habla de plata. Es lo más justo. De parte de Boca y de la mía, es lo más justo. La posibilidad de jugar afuera la dejo abierta, no quiero ser esclavo de mis palabras”, comentó, haciendo referencia a la chance de retirarse en el fútbol estadounidense.

En cuanto a lo estrictamente deportivo, Tevez admitió que desea “otra chance de ganar la Copa Libertadores”, lo que podría derivar en la extensión de su vínculo por unos meses más, dependiendo del momento en que se reanude el torneo continental que fue suspendido en la segunda fecha de la fase de grupos por la emergencia sanitaria mundial.

“Ahora hay que esperar la respuesta de Boca”, definió Tevez, decidido a marcar la cancha en una negociación que se venía demorando más de lo esperado. Boca le había ofrecido a Tevez un contrato por un año a partir del próximo 30 de junio de un monto muy inferior al que ganaba en el período anterior (con Daniel Angelici), que además incluía varios premios por objetivos deportivos.

Las charlas para la renovación -explicó Tevez- “las llevan Jorge (Bermúndez), Raúl (Cascini) y el Chelo (Delgado) -integrantes del Departamento de Fútbol Profesional del clyb- con Adrián (Rouco, su representante)”.

Con Román (Riquelme, encargado del Departamento de Fútbol) la última vez que hablé fue cuando me felicitó por el campeonato, en marzo. Estamos bien así, yo no lo quiero molestar a él y él no me quiere molestar a mí. Vamos juntos los dos, queremos ganar la Libertadores, lo que todos los hinchas quieren, es nuestro sueño y trataremos de lograrlo juntos” agregó.

De Cascini en particular, ex compañero de la época de oro xeneize bajo el manto de Carlos Bianchi, comentó: “Le diría a Raúl: ‘Boludo, vení y decímelo a mí, no le digas nada a la prensa’. El me agarrara la oreja como siempre, le daré un beso, un abrazo. Tenemos que estar todos juntos para tener ese objetivo que es la Libertadores”. El ex mediocampista se había mostrado alineado recientemente con los comentarios de Bermúdez, que consideró que Tevez “era un ex jugador de fútbol” y “estaba de salida” durante el mandato de Gustavo Alfaro como DT. De todos modos, Cascini había sido un poco más protocolar que el colombiano, al expresar: “Cuando nosotros vinimos (la gestión encabezada por Jorge Ameal), Carlitos no estaba jugando y no la estaba pasando bien, es una realidad”.

Finalmente, Tevez fue prudente sobre la situación general del fútbol argentino, suspendido desde marzo pasado por la pandemia. “Son situaciones que tiene que manejar las autoridades y nosotros ser prudentes con lo que declaramos“, entendió.

“Lo que viene va a ser complicado, esto cambió el mundo y tendremos que adaptarnos a lo que nos lleve la pandemia. Hay gente que se está muriendo y otra que la están pasando mal. Sería egoísta pensar sólo en nosotros”, concluyó el “nuevo” Tevez, calmo y paciente, quien prefirió no hacer lobby por la vuelta del fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *