Según el vocero de la Policía de la ciudad de KansasThomas Tomasic, las cuatro víctimas fatales, que eran de origen latino, tuvieron una discusión con sus agresores en el Tequila KC Bar“Creemos que hubo algo que probablemente sucedió en el bar antes. Desafortunadamente, se fueron y regresaron para dispararles” comentó Tomasic.

Había aproximadamente 40 personas dentro del pequeño establecimiento cuando iniciaron los disparos alrededor de la 1:30 de la madrugada, señaló Tomasic. La gente empezó a correr hacia las salidas; los heridos dejaron rastros de sangre mientras huían. Uno de los lesionados trataba de conseguir que alguien lo llevara al hospital cuando llegaron las ambulancias. La policía aún no pudo descartar que trate de uno o más agresores ya que él o ellos lograron escapar.

Entre los muertos estaba un hombre de unos 50 años, otro de unos 30 y dos de unos 20, informó la policía. De momento, las autoridades no han dado a conocer sus identidades.

Sin embargo, Juan Ramírez comentó al diario The Kansas City Star que su sobrino de 29 años estaba entre los fallecidos. Agregó que su sobrino dejó a un hijo de 6 años y una pequeña de 4.