Trabajadoras del proyecto de Hidroponia y Agricultura Urbana participaron de una propuesta formativa

Fue durante la conformación de su cooperativa de trabajo, de la mano de la OS Payamédicos. El objetivo fue brindarles herramientas para la gestión de sus emociones.Cerca de 40 mujeres que forman parte del proyecto de Hidroponia y Agricultura Urbana de la Ciudad participaron de una propuesta formativa. Se trató del ciclo de talleres de Gestión de las Emociones facilitado por Gerardo Quiroga, miembro de la comisión directiva de la OS Payamédicos, en el espacio ECoS de capital. 

El mismo constó de cuatro encuentros en los cuales se acompañó a las integrantes con herramientas para los desafíos presentes y futuros que implica la creación de una cooperativa. Específicamente, se buscó trabajar en las habilidades socio-comunicativas y afectivas de las presentes, pensando en conformar un equipo de trabajo efectivo, amigable y productivo. 

Para ello, Quiroga intervino con técnicas lúdicas y con dinámicas de grupo, protagonizadas por herramientas teatrales terapéuticas que tienen al juego como base de aprendizaje, expresión, elaboración y catarsis. De esta forma, invitó a las participantes a jugar, estimulando las relaciones interpersonales.

Los encuentros tuvieron como fin:Contribuir a la salud emocional de forma positiva y al sentido de autorrealización.Promover aspectos resilientes ante las vicisitudes de las tareas cotidianas.Resignificar y desdramatizar situaciones conflictivas que puedan suscitarse en el trabajo o en el hogar.Promover la apropiación de un discurso enriquecido desde un vocabulario más optimista, tomando como eje el teatro de la expresividad corporal y lingüística.Estimular y fortalecer la empatía con el otro utilizando como herramientas el juego libre y reglado.Promover la búsqueda de las potencialidades de la persona, aprender a localizar su deseo donde desea proyectarse.Aprender a transitar éxitos y fracasos de una manera productiva, armonizando las emociones.Aprender a controlar las emociones con técnicas de respiración y relajación, canalizando la energía de una manera fácil de poner en práctica.Explorar el universo de posibilidades expresivas del cuerpo, los gestos, la voz y la palabra.De acuerdo a los organizadores, “mejorar la gestión de emociones particulares es sin dudas el inicio para mejorar la interacción con el mundo que nos rodea. Comprender qué sucede en nuestro cuerpo cuando impera una emoción y tener la habilidad para gestionarla, puede lograr resultados evolutivos sorprendentes”. A este objetivo apunta la Ciudad para avanzar hacia equipos de trabajo colaborativos, empáticos y productivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *