Los alrededores de la Casa de Gobierno bonaerense se convirtieron en una batalla campal entre los trabajadores de Astillero Río Santiago y la policía. Los manifestantes denuncian que todo empezó por el atropello de un patrullero a un integrante de la marcha.

“Fue una emboscada. Nos tenían a todos allí y empezaron a provocar y reprimir. Estábamos acorralados. Con balas de goma, con gases, con todo nos dieron. A un compañero le rompieron los dientes de un culatazo de su pistola”, dijo Rubén Tamburrini, delegado de la compañía naval.

Fernando Tocho@nandotocho

Sigue la tensión en con represión de la Policía contra trabajadores del Astillero Rio Santiago

“Salimos a reclamar lo que nos corresponde y nos respondieron con represión y balas”, contó Juan Contrisciani otro de los delegados