Trabajadores de estaciones de servicio podrán terminar sus estudios

DGE y AMENA firmaron un convenio para brindar una alternativa de terminalidad educativa. El programa es flexible, con horarios adaptados y centros educativos designados para consultas. Ya hay 223 inscriptos de toda la provincia.

La Dirección General de Escuelas firmó un acuerdo junto a la Asociación Mendocina de Expendedores de Nafta y Afines (AMENA) con el objetivo de brindar terminalidad educativa a todos los trabajadores y trabajadoras que quieran finalizar sus estudios secundarios y que por diversas razones no pudieron completarlos.

Cabe destacar que se trabajó en coordinación entre la DGE y el Sindicato Unión Obrera de Estaciones de Servicios (SUOES) haciendo un relevamiento sobre las necesidades educativas, las zonas y las posibilidades de los empleados.

“Es un ejemplo de cómo trabajar de forma colaborativa por el derecho a la educación, también es un gran paso que estamos dando”, afirmó José Thomas.

“Desde la Dirección de Educación Permanente de Jóvenes y Adultos de la DGE se hizo un gran esfuerzo por poner a disposición una gran cantidad de formatos para la finalización del secundario, siempre pensando en la manera de ayudar a cada trayectoria, con la particularidad que cada uno pueda tener. Este programa abre una puerta y tenemos grandes expectativas también para el año que viene”, agregó Thomas.

Por su parte, el presidente de Amena, Isabelino Rodríguez  dijo que se trabajó mucho para brindar terminalidad educativa. “Desde la Asociación buscamos que los empleados tengan la oportunidad de terminar los ciclos primario o secundario. Convocamos al sindicato para coordinar y realizamos comunicados a todo el personal de la provincia. Consideramos importante que todos los trabajadores de las estaciones de servicio puedan tener el derecho a educarse y buscar mayor inclusión social”, concluyó Rodríguez.

Datos sobre la experiencia educativa junto al personal de estaciones de servicio

Como resultado de este trabajo, 223 personas se inscribieron para comenzar los programas con un fuerte acompañamiento desde sus trabajos y flexibilidad horaria.

El 85% de los inscriptos comienza con el programa para terminar el secundario, mientras que un 15% tendrá la posibilidad de culminar la primaria. Los interesados son de toda la provincia.

Un servicio educativo virtual y adaptado a los horarios de trabajo

Para poder llevar adelante esta iniciativa, Amena y la Dirección de Escuelas diseñaron un programa que se adapte a las necesidades y tiempos de los trabajadores.

La modalidad de estudios será principalmente virtual, lo que dará la posibilidad de manejar los tiempos e ir avanzando a medida que se completen objetivos.

De las 95 personas que ya están estudiando, 38 adeudan menos de cinco materias para obtener el certificado de escolaridad completa.

Nueve de ellos son de colegios técnicos y se espera que todos puedan cumplir el sueño de tener sus analíticos de secundaria a finales de 2022 o principios de 2023.

Las 57 personas inscriptas que adeudan más de 6 materias tendrán, además de clases virtuales, un Centro Educativo de Nivel Secundario (CENS) designado cerca de sus domicilios o de la dirección de su trabajo con tutores que les permitan evacuar dudas o tomar las clases presenciales que el interesado requiera. Lo mismo ocurrirá con los que necesiten completar la primaria.

Para el resto de los 128 inscriptos, que no cuentan con un CENS cercano a sus casas, Amena, junto a estaciones de servicios y el sindicato, está diseñando un plan que contempla espacios de aprendizaje en lugares de trabajo o delegaciones sindicales, con supervisores a los que podrán recurrir para consultas, dudas o apoyo escolar.

El programa está abierto a todos los trabajadores y a sus familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *