Tradición vs Memoria: una agrupación gauchesca despintó pañuelos en una plaza de Salta

Tradición vs Memoria: una agrupación gauchesca despintó pañuelos en una plaza de Salta

El pasado sábado, miles de argentinos salieron a la calle a reclamar Memoria, Verdad y Justicia en un nuevo aniversario del Golpe de Estado de 1976. Además de las marchas, las pintadas colectivas de los pañuelos de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo se propagaron por todos los rincones del país. Uno de los lugares donde se replicó la intervención artística fue en la plaza Belgrano, de Salta capital, el sitio donde un monolito recuerda que allí fue herido de muerte el general Martín Miguel de Güemes.

Como si los homenajes no pudiesen convivir, la Agrupación Tradicionalista Gauchos de Güemes organizó una despintada de los pañuelos. Vestidos con sus atuendos, detergente y cepillos en mano borraron este lunes de la vereda los símbolos de la lucha por los Derechos Humanos.

Consideramos un acto de vandalismo el hecho de que venga cualquiera a hacer una pintada. Me parece mucho más grave el hecho de que lo haga una institución como Abuelas de Plaza de Mayo”, sostuvo Francisco Aráoz, presidente de la Agrupación. “Se consultó a los 205 presidentes de fortines gauchos adheridos a la agrupación y todos coincidieron en borrar los pañuelos”, aseveró.

La decisión unilateral, autoritaria y negacionista de este grupo causó distintas reacciones entre la sociedad salteña. Mónica Sánchez, miembro de la organización Tupac Amaru, los increpó mientras cepillaban las baldosas. “Ustedes son la representación de la oligarquía en Salta, por eso están invisibilizando la expresión popular borrando los pañuelos de las Madres y la historia de 30 mil compañeros secuestrados y desaparecidos. Fueron secuestrados y desaparecidos por la clase que ustedes representan”, se escucha que les dice en el video que compartió en su cuenta de Facebook.

Entre muchas barbaridades que se escuchan en la grabación, una de las señoras de la agrupación gauchesca argumenta que “no era el lugar” para pintar pañuelos ya que se trata de “un sitio histórico, patrimonio de todos los salteños y argentinos”, como si los más de 40 años de lucha de las Madres y las Abuelas no fueran parte de la misma historia nacional. “Las viejas de mierda de la Plaza de Mayo no tienen derecho a hacer esto aquí”, fue otra de las expresiones de odio que se escucharon en el lugar.