El fiscal de TigreMariano Magaz, ordenó la detención del conductor de la lancha colectivo que chocó y provocó la muerte de Daniela Arnolfo, quien practicaba kayak en el Delta deTigre. Los resultados de la autopsia estarán listos en el transcurso de la semana, en tanto ya son diez los testigos que declararon en la causa y aportaron filmaciones del accidente.

La mujer fue embestida por un catamarán el pasado viernes cuando navegaba en un kayak por el Delta de Tigre y tras permanecer internada en grave estado en un hospital privado de la zona de Vicente López, murió en la noche del lunes.

Según informó la Prefectura Naval Argentina, la lancha comercial que estuvo involucrada en el accidente contaba con las habilitaciones correspondientes, mientras que el examen de alcoholemia al conductor dio negativo.

Este jueves por la tarde, con el eje en la navegación y seguridad fluvial, se llevó adelante una reunión, encabezada por el intendente Julio Zamora, en la cual estuvieron presentes los integrantes del Consejo Asesor Permanente Isleño (CAPI), Prefectura Naval, clubes de remo del distrito, la Dirección Provincial de Islas y empresas de transporte fluvial.

A partir del accidente, kayakistas en el Delta exigieron que haya más control en la zona. “Fue una tragedia evitable. La gente que hace remo y kayak lo vive todos los días. Es la ley de la selva, el más grande pisotea al más chico. Nos pasan las lanchas como si no nos vieran”, denunció Carolina Verón, quien integra la capitanía de remo del Club San Fernando.

Desde el Municipio de Tigre le informaron a “Crónica” que “el tráfico fluvial lo regula netamente Prefectura Naval de la Nación. En el caso de remo, los clubes exigen que se vaya con un instructor y en grupo. En el caso de socios del club y que ya tienen un entrenamiento previo, pueden sacar el bote con un permiso, sí le exigen, por ejemplo, el salvavidas en el bote entre otras cosas”.