Tras horas de incertidumbre, el Presidente del Tribunal ordenó que Lula siga preso

El presidente del Tribunal Regional Federal de la 4ª Región, Carlos Eduardo Thompson Flores Lenz desautorizó al juez Rogério Favreto que esta mañana había emitido una orden urgente de puesta en libertad del ex presidente. El PT ya anunció  “una gran manifestación en todo el país” para repudiar la decisión del Tribunal.

lula da silva

lula da silva

El presidente del Tribunal Regional Federal de la 4ª Región (TRF-4), Carlos Eduardo Thompson Flores Lenz, ordenó finalmente este domingo, tras horas de incertidumbre, que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva continúe preso.

“En esta ecuación (…) determino la vuelta de los autos al gabinete del juez João Pedro Gebran Neto, así como el mantenimiento de la decisión por él proferida en el evento 17 (el ingreso en prisión de Lula)”, expresó el juez en su decisión.

De esta forma, el presidente del TRF-4 mantiene a Lula en prisión y al mismo tiempo desautoriza al juez Rogério Favreto, que aprovechó que estaba de guardia este fin de semana en ese mismo tribunal para emitir una orden urgente de puesta en libertad del expresidente.

La decisión del presidente del TRF-4 podría poner fin a la guerra judicial iniciada en el seno de esa corte.

Por la mañana Favreto ordenó la liberación de Lula, poco después Gebran Neto(quien lleva su caso normalmente) bloqueó la decisión, pero Favreto insistió y dio un plazo de una hora para que Lula dejara la cárcel, cosa que no ocurrió.

El juez de la Operación Lava Jato en primera instancia, Sérgio Moro, también se manifestó en contra de la liberación de Lula.

Aseguró que Favreto no tenía poderes para tomar esa decisión, a pesar de que Moro pertenece a un escalón judicial inferior y no puede interferir en las decisiones del TRF-4.

Mientras los jueces decidían el futuro de Lula cientos de brasileños salieron a las calles de forma espontánea para pedir su salida inmediata de prisión, pero también que siguiera preso.

Lula cumple de forma provisional una pena de 12 años y un mes de cárcel en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba (sur), donde ingresó el pasado 7 de abril.

Fue condenado por delitos de corrupción y blanqueo de dinero y hasta la fecha todos los recursos que sus abogados presentaron en instancias superiores fueron negados.

Lula es el candidato del Partido de los Trabajadores para las elecciones generales que Brasil celebrará en octubre y el favorito en todas las encuestas.

El PT ya anunció  “una gran manifestación en todo el país” para repudiar la decisión del Tribunal. (Sputnik)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *