Tres ataques suicidas en Afganistán dejan casi 40 muertos, entre ellos once niños y seis periodistas

  • Los menores estaban alrededor de una patrulla de la OTAN atacada en Kandahar

  • El grupo terrorista Estado Islámico se atribuye el doble atentado de Kabul

  • El segundo kamikaze de la capital actuó cuando la prensa acudió al lugar del primer ataque

RTVE.es

Al menos 36 personas han muerto y otras 65 han resultado heridas en tres atentados suicidas ocurridos este lunes en Afganistán. Los dos primeros han ocurrido en la capital del país, Kabul, en un doble ataque contra las fuerzas de seguridad afganas y los medios de comunicación, y han sido reivindicados por el grupo terrorista Estado Islámico. El tercer ataque ha sucedido en Kandahar, cuando un kamikaze ha detonado los explosivos junto a una patrulla de la OTAN rodeada de niños. Han muerto al menos once menores.

El portavoz del gobernador provincial de Kandahar, Said Aziz Ahmad Azizi, ha confirmado la muerte de al menos 11 niños que estaban arremolinados alrededor de un convoy rumano de las fuerzas de la OTAN que patrullaba cerca del aeropuerto de esa ciudad del sur de Afganistán.

Otras 16 personas han resultado heridas en el atentado suicida, entre ellos cinco soldados rumanos y dos policías afganos.

Doble atentado en Kabul

Poco antes, en Kabul, otras 25 personas han muerto en un doble atentado suicida perpetrado en plena hora punta de la capital. Entre los fallecidos hay seis periodistas -Reporteros Sin Fronteras eleva esa cifra hasta nueve-, ya que el segundo kamikaze iba camuflado como un cámara y ha hecho estallar su carga explosiva cuando un grupo de reporteros había llegado al lugar del primer atentado para cubrir la noticia.

Seis periodistas y cuatro policías figuran entre los muertos en estas dos explosiones”, ha precisado el portavoz del Ministerio del Interior, Najib Danish, quien ha señalado que hay 49 personas heridas de diversa consideración.

La primera explosión ha tenido lugar sobre las 8 de la mañana (hora local) en las inmediaciones de la oficina de los servicios de Inteligencia del país, tal y como ha señalado el portavoz del Ministerio del Interior, Najib Danish.

Cuatro personas han muerto en esa primera deflagración ocurrida en el área de Shashdarak y que se ha visto seguida por una segunda explosión 20 minutos después, cuando los servicios de emergencias y los medios de comunicación se habían trasladado a la zona para atender a los heridos y cubrir el suceso, según ha informado la cadena de noticias Tolo News.

Fuerzas de seguridad y medios, objetivo de Estado Islámico

La agencia de noticias francesa AFP ha confirmado que uno de sus fotógrafos, Shah Marai, ha muerto a causa de la explosión, donde también han fallecido otros cinco periodistas.

Un comunicado oficial de Estado lslámico difundido en canales de Telegram afines al grupo yihadista identifica a los terroristas suicidas como Qaqaa al Kurdi y Jalil al Qurashi. El ataque -según esa nota cuya autenticidad no ha podido ser verificada- tuvo como objetivo una sede de la Inteligencia afgana, conocida como “Presidencia 90”.

El ataque iba dirigido contra “los apóstatas de las fuerzas de seguridad y los medios de comunicación”, ha precisado Estado Islámico.

Según la ONU, Kabul se ha convertido en el lugar más peligroso de Afganistán para los civiles después de que se haya recrudecido en el país la violencia de los atentados reivindicados generalmente por los talibanes o el grupo Estado Islámico.

Así, en todo el territorio afgano, se han producido 763 muertos y 1.495 heridos entre enero y marzo en ataques dirigidos contra civiles, según el último informe de la Misión de la ONU para Afganistán.

Ataques en un contexto preelectoral

El ataque ha tenido lugar una semana después de que se produjera un atentado contra un centro de registro e identificación electoral de Kabul, donde murieron casi 60 personas.

El centro de registro atacado se encontraba en el barrio de Dasht-e-Barchi y es lugar de residencia de muchos integrantes de la minoritaria comunidad chií de los hazaras, constante objeto de ataques reivindicados por parte de Estado Islámico-Jorasán, la sección afgana de la organización terrorista.

La Policía ha advertido del riesgo de que se produzca un mayor número de atentados en la capital del país de cara a las elecciones previstas para octubre.

RSF pide un representante especial de la ONU para periodistas

La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha reiterado este lunes su demanda al secretario general de la ONU, António Guterres, para que nombre un representante especial para los periodistas, después del doble atentado que, según los cálculos de esta ONG, se ha cobrado la vida de nueve reporteros en Kabul.

“Es más urgente que nunca que la ONU envíe una señal fuerte a la comunidad internacional y a los protagonistas locales”, indica el secretario general de RSF, Christophe Deloire, en un comunicado.

Aunque la organización agradece la “implicación del Gobierno afgano en la protección de periodistas”, asegura que “debe proseguir sus esfuerzos en materia de seguridad y formación”.

En ese sentido, RSF señaló que ha actualizado una nueva edición -traducida al persa y al pastún- de su “Guía práctica de seguridad de los periodistas“, elaborada conjuntamente con Unesco y destinada a periodistas que ejercen en zonas difíciles.

Afganistán ocupa el puesto 118 de su lista mundial de la libertad de prensa que incluye a 180 países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *