Tres muertos y un desaparecido por las fuertes lluvias que dejó el huracán Agatha

– CUBA

Un hombre de 44 años fue hallado sin vida en la provincia de Pinar del Río y más temprano se había informado de la muerte de dos personas en La Habana.

El viernes se registraron en La Habana 60 derrumbes parciales Foto AFP
El viernes se registraron en La Habana 60 derrumbes parciales. (Foto: AFP).

Las fuertes lluvias por los remanentes del ciclón Agatha, que azotó el viernes varias provincias y la capital de Cuba, dejaron al menos tres muertos, un desaparecido, derrumbes y miles de habitantes sin electricidad, informaron las autoridades cubanas.

«Fuertes e intensas lluvias y tormentas eléctricas han estado afectando a las regiones occidental y central de Cuba con acumulados superiores a los 200 milímetros», que continuarán el sábado, pronosticó el Instituto de Meteorología de Cuba (Insmet).

Un hombre de 44 años fue hallado sin vida la noche del viernes tras haber desaparecido en la occidental provincia de Pinar del Río, al caer a un arroyo, informó el portal estatal de noticias Cubadebate, que también reportó la desaparición de otro ciudadano en esa región.

Las persistentes lluvias son los restos de Agatha, el huracán que golpeó las costas del Pacífico en el sur de México

Más temprano se había informado de la muerte de dos personas en La Habana, donde los 15 municipios que integran a la capital resultaron afectados tras las intensas precipitaciones desde la noche del jueves, según informó la agencia de noticias AFP.

«A la gente el agua casi le da a la cintura», dijo Luis Antonio Torres, primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PPC) en la capital, mientras visitaba el municipio del Cerro, una de las zonas más dañadas, donde al menos un puente cayó y el agua penetró algunos domicilios.

Las persistentes lluvias son los restos de Agatha, el huracán que golpeó las costas del Pacífico en el sur de México, y que al salir al Atlántico se convirtió en el «posible ciclón tropical Uno», según el Centro de Huracanes de Miami, Florida.

Las autoridades indicaron que durante la jornada del viernes se registraron en La Habana 60 derrumbes parciales y uno total de edificaciones, generalmente en muy mal estado. Mientras que 400 personas fueron evacuadas.

La temporada ciclónica se inicia cada año el 1 de junio y finaliza el 30 de noviembre, para el Atlántico Norte, el Golfo de México y el área del Caribe

En una reunión para evaluar los daños y coordinar acciones, presidida por el primer ministro de la República, Manuel Marrero Cruz, se informó que 1.836 decidieron salir de sus hogares para resguardarse.

Por tal motivo, el funcionario alertó sobre la gravedad de los derrumbes y pidió tomar precauciones.

Mientras que el 7% de las personas de La Habana fueron afectadas por daños al servicio eléctrico, es decir 50.000 usuarios, añadió.

Las lluvias «han producido inundaciones en localidades desde Pinar del Río (extremo occidental) hasta Sancti Spíritus (Centro) y en el Municipio Especial Isla de la Juventud (al sur de La Habana)», dijo el Insmet.

Asimismo, el organismo pidió «continuar prestando atención a la situación hidrometeorológica en cada territorio», por la saturación de agua en el suelo por las lluvias.

La temporada ciclónica se inicia cada año el 1 de junio y finaliza el 30 de noviembre, para el Atlántico Norte, el Golfo de México y el área del Caribe.

Muertos y desaparecidos, también en Nicaragua


Cuatro personas murieron y otras cuatro desaparecieron debido a dos desprendimientos de tierra y el desborde de ríos provocados por las fuertes lluvias en Nicaragua, informó este viernes una fuente oficial.

En la comunidad El Jilguero, ubicado en el municipio de Wiwilí, en el norteño departamento de Jinotega, la tormenta provocó en las últimas horas un deslave de tierra que dejó dos muertos, indicó el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) del gobierno en un comunicado.

Los fallecidos fueron identificados como Juan Picado, de 24 años y Bertilia González, de 47 años.

También en el departamento de Jinotega, una familia de cuatro miembros fue arrastrada por un deslave en la comunidad Runflín de Bocay, señaló Sinapred, sin precisar la fecha del suceso, informó la agencia AFP.

En el desprendimiento falleció José Rivera, de 32 años y su esposa Auxiliadora González, de 26 años, mientras que sus hijos Melvin, de ocho meses, y Maryury, de dos años, están desaparecidos, informó la entidad.

Según la prensa local, el deslave en la comunidad Runflín se produjo la madrugada del miércoles 1 de junio.

Finalmente, en la localidad Pie del Cerro Gacho, en Bocay, las lluvias provocaron el derrumbe de dos viviendas cuyos «propietarios Manuel Villagra, de 39 años, y Nidia Rodríguez, 35 años, se encuentran desaparecidos», añadió el Sinapred.

La entidad estima que las lluvias han afectado hasta el momento más de 100 viviendas, dos puentes colgantes y siete kilómetros de tubería de agua potable en al menos 12 comunidades del norte del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.