¡Triunfazo Mundial!

Argentina jugó un partido espectacular y se lo ganó en el tie-break a Polonia. Chau invicto para la defensora del título. En busca del milagro, el equipo nacional debe ganar los dos juegos restantes y esperar otros resultados para meterse en tercera ronda. ¡Heroico!

Publicado el 

Festeja Argentina en el Mundial.

Proeza del equipo argentino en Varna, al noreste de Bulgaria. El Seleccionado que dirige Julio Velasco demostró estar a la altura de los mejores y se llevó un triunfo histórico por 3-2 ante Polonia, la campeona defensor , en el estreno por la segunda fase del Mundial. Ojo, el pasaje a la tercera ronda aún parece una utopía, ya que Facundo Conte y compañía deberán ganar los dos cruces restantes del fin de semana (Serbia y Francia) y esperar por algunos resultados favorables. Apenas pasan seis de las 16 selecciones sobrevivientes. Pero el triunfazo quedará en la memoria. Como también el alocado festejo de Velasco.

Para dimensionar el nivel de la victoria argentina, vale recordar que los polacos llegaban a este juego invictos, con puntaje ideal, y sólo habiendo cedido tres sets durante sus cinco partidos previos en lo que iba del Mundial. Por su lado, los argentinos venían de caer por 2-3 ante una débil Japón en el cierre de la instancia inicial.

El arranque fue flojo para los nuestros y Polonia, con categoría y eficacia, logró escaparse casi sin despeinarse. Un cómodo 25-16 conseguido por los europeos frustraba las intenciones argentinas, luego de haber conseguido colocarse transitoriamente apenas tres puntos debajo en el marcador. Recordemos que una derrota hubiera marcado la temprana eliminación de los de Velasco. El segundo y tercer set marcarían un trámite completamente diferente.

Velasco se volvió loco y se descargó contra los polacos

El segundo juego arrancó con una Argentina concentrada y letal. Quizá ante un rival relajado por la coyuntura, apareció el mejor rendimiento nacional, equiparando la potencia polaca. El contundente 25-19 de ese set contagió de optimismo a los jugadores argentinos. Con alma y vida para la defensa, y cabeza y creatividad para el ataque, el equipo lucía imparable reduciendo a su mínima expresión a una Polonia que arrastraba cinco victorias al hilo.

El 25-23 obtenido en el tercer juego, luchado en su totalidad, puso a la Argentina arriba en el marcador y lo impensado se hacía posible. Pero el país del este europeo no dejaría vencerse así de fácil. Empató las cosas 2-2 después de un cuarto parcial 25-23, y postergó la definición para el tie-break. Matar o morir a 15.

El desempate le agregó una cuota de proeza al match. Los 2.08 metros de Damian Schulz, y sus violentos remates, condujeron el asunto a un desenlace de película. El tablero marcaba el 11-11 cuando llegó un nuevo Challenge (desafío) para el juez del partido. Al igual que a lo largo del resto del juego, la decisión arbitral favoreció a Polonia. Julio Velasco, desencajado en sus protestas. Las cosas se mantuvieron tanto a tanto, hasta que llegó el 16-14 y el triunfazo Mundial para el equipo argentino. Histórico. ¿Próxima parada? Serbia, este sábado. A soñar…

Así quedaron las posiciones del grupo H (segunda ronda):

Polonia: 16 puntos.

Serbia: 14 puntos.

Francia: 12 puntos.

Argentina: 8 puntos.

Aclaraciónesta segunda rueda consta de cuatro grupos de cuatro selecciones cada uno. Clasifican a la tercera fase los cuatro primeros y los dos mejores segundos.

Sistema de puntostres unidades para el ganador del partido y ninguno para el derrotado. En caso de que el juego dure cinco sets, el triunfador obtiene 2 y el vencido 1.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *