Sin piedad. Así esperarán los militares yanquis a las caravanas de centroamericanos que avanzan hacia su frontera. Por eso, el gobierno aumentó a 5.000 el número de soldados que custodiarán el límite sur del país.

“Muchos pandilleros y algunas personas muy malas están mezclados en esa caravana que se dirige a nuestra frontera sur. Por favor, regresen, ustedes no serán admitidos enEstados Unidos, a menos que opten por el trámite legal”, anunció el presidente Donald Trump, antes de advertir: “¡Es una invasión de nuestro país y nuestros militares los esperan!”. 

En tanto, autoridades del gobierno detallaron que el despliegue de uniformados incluirá 1.800 rumbo a Texas, 1.700 hacia Arizona y 1.500 a California, con la intención de custodiar los pasos fronterizos. De esta manera, superaron el número inicial de 800 que el jefe de laCasa Blanca anunciado en un principio.

Además, autoridades militares detallaron que la intención es que presten “capacidades para mejorar la misión” de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, incluido el apoyo de ingeniería para ayudar a construir barreras y viviendas temporales.

Donald J. Trump

@realDonaldTrump

Many Gang Members and some very bad people are mixed into the Caravan heading to our Southern Border. Please go back, you will not be admitted into the United States unless you go through the legal process. This is an invasion of our Country and our Military is waiting for you!