El juez Martín Marcovesky, de 41 años, se quitó la vida de un tiro en la cabeza, en su casa del barrio Villa María de Neuquén. La tragedia se desató pasadas las 17 de este jueves adentro de su casa, ubicada en Don Bosco al 1200. Según trascendió, tras la discusión con un familiar tomó su 9 milímetros y se disparó en la cabeza.

En ese momento, su esposa salía de la casa con la hija en brazos camino al médico. La detonación alertó a su familia, que dio aviso a la policía. Para cuando llegó la ambulancia, ya había muerto. De inmediato llegaron un móvil policial y una ambulancia pero los médicos comprobaron que el juez, que había asumido el cargo en abril de 2015, yacía en el suelo ya sin vida.

Marcovesky estuvo en resoluciones de impacto en la provincia como fue la condena al abusador de la meseta Agripino Rubio y el femicidio de Noemí Maliqueo.