Un famoso diplomático de EEUU dijo que ayudó a planificar golpes de Estado en el extranjero

ASEGURA QUE TRUMP NO ASALTÓ EL CAPITOLIO

John Bolton, anticomunista acérrimo y marcadamente belicista, fue uno de los arquitectos de la guerra en Irak de 2003 para derrocar a Saddam Hussein con el argumento falso de que su Gobierno poseía armas de destrucción masiva.

Bolton fue asesor de Seguridad Nacional en el Gobierno de Trump hasta que renunci en 2019
Bolton fue asesor de Seguridad Nacional en el Gobierno de Trump hasta que renunció en 2019.

El diplomático estadounidense John Bolton, que trabajó para cuatro presidentes republicanos, dijo que ayudó a organizar golpes de Estado en otros países y que el asalto al Capitolio de manifestantes del expresidente Donald Trump no fue un golpe del exmandatario.

«Como alguien que ha ayudado a planificar golpes de Estado, no aquí, pero en otros países, requiere mucho trabajo, y no es lo que hizo (Trump), pasando de una idea a otra hasta que al final azuzó a los responsables de los disturbios en el Capitolio» del 6 de enero de 2021, dijo Bolton en una entrevista con la cadena CNN.

Bolton, que fue asesor de Seguridad Nacional en el Gobierno de Trump hasta que renunció, en 2019, citó entre estos ejemplos una intentona en Venezuela en 2019 contra el presidente, Nicolás Maduro, aunque aclaró que Estados Unidos «no tuvo tanto que ver con ello».

«Escribí sobre Venezuela en mi libro, pero (el intento de golpe) no fue exitoso. Vi lo que es necesario para que la oposición intentara derribar a un Gobierno elegido de forma ilegítima», explicó, en alusión a su libro «La habitación donde eso sucedió», en el que reseña de manera muy crítica la gestión de Trump.

«La idea de que Trump es la mitad de competente que la oposición venezolana es risible», ha argüido, antes de incidir en que «hay que entender la naturaleza del problema» con el expresidente.

«Como alguien que ha ayudado a planificar golpes de Estado, no aquí, pero en otros países, requiere mucho trabajo, y no es lo que hizo (Trump)»

«Usando una referencia a Star Wars, es una perturbación de la fuerza, pero no un ataque contra nuestra democracia. Es Trump preocupándose por Trump, algo que pasa una vez en la vida», agregó.

Bolton resaltó que Trump «no derribó la Constitución para ganar tiempo» e insistió en que «es un error» decir que el asalto al Capitolio «fue un golpe de Estado cuidadosamente planificado».

«No es la forma en la que Trump hace las cosas. Va de una idea a otra, un plan fracasa y otro surge», indicó.

«No escucha a nadie más, pero es importante entender que nada de lo que hizo Trump tras las elecciones de noviembre de 2020 en relación con la mentira sobre el fraude electoral es indefendible», ha señalado Bolton.

El diplomático ha ocupado numerosos cargos en las administraciones de Ronald Reagan, George H.W. Bush, George W. Bush y el propio Trump, además de ser representante permanente de Estados Unidos ante Naciones Unidas entre 2005 y 2006.

Anticomunista acérrimo y marcadamente belicista, fue uno de los arquitectos de la guerra en Irak de 2003 para derrocar a Saddam Hussein con el argumento falso de que su Gobierno poseía armas de destrucción masiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.