Según la pesquisa, la víctima identificada como Hugo Mariano Ceresso se encontraba adentro de un auto que estaba estacionado en la mencionada esquina, junto a dos hijos menores de su actual pareja, a la que esperaba porque había ido al hospital Alberdi para realizar un trámite.

Ceresso fue sorprendido e increpado por Mauricio Ariel G., ex pareja de su mujer, que extrajo de entre sus ropas un cuchillo y lo apuñaló en varias oportunidades, tras lo cual escapó corriendo, añadieron los voceros.

La mujer, identificada como Flavia, que justo salía del hospital, alcanzó a asistir a su pareja y trasladarla al hospital Alberdi ubicado frente del lugar del hecho, donde los médicos constataron que presentaba múltiples heridas de arma blanca que le produjeron la muerte minutos antes de su ingreso al centro asistencial.

Con los datos aportados por testigos circunstanciales, la Policía detuvo al agresor a pocas cuadras de la escena del crimen, y entre sus ropas que aún estaban ensangrentadas, se encontró un cuchillo que junto a las prendas que vestía serán analizados para incorporarlas como pruebas a la causa.

En principio la motivación del crimen sería el de una venganza por celos o problemas vinculados a la relación que tenía la víctima con la ex mujer del agresor.

La causa quedó a cargo de la fiscal de homicidios dolosos de turno en RosarioGeorgina Pairola, quien ordenó varias medidas, entre ellas el secuestro de las cámaras de vigilancia de la zona que apuntan a determinar la mecánica del hecho.