Un incendio arrasó con 3 mil hectáreas en el cerro Incahuasi

En el paraje salteño San Andrés, del departamento Orán

Se trata de una zona rica en biodiversidad y hábitat de animales en peligro de extinción. Recién luego de cuatro días de fuego descontrolado, estaría llegando hoy un avión hidrante enviado por Nación.

El incendio de unas 3 mil hectáreas sobre el cerro Incahuasi en el paraje San Andrés, preocupa a la comunidad colla Tinkunaku, debido a que hace más de 4 días que se originó el fuego y todavía no hubo ningún intento por apagarlo.

Según explicó Ceferino, referente de la comunidad, desde Defensa Civil de Orán no pudieron darle ninguna solución ya que no cuentan con los equipos adecuados para atacar el incendio en medio del cerro, a una altura que llega a los 2500 metros sobre el nivel del mar.

Por eso debieron recurrir al auxilio nacional y desde la comunidad Tinkunaku, la dueña de esas tierras, se contactaron con el Sistema Nacional de Defensa del Fuego, que les confirmaron que hoy estarían haciendo un vuelo de reconocimiento y si es viable utilizarán un avión hidrante desde la provincia de Jujuy.

“Los bomberos son mayormente para las zonas urbana y puede que alguna vez se trasladen hasta la zona rural, llegan por ejemplo hasta el paraje San Andrés, pero una vez ahí deben subir hasta la zona media del cerro Incahuasi, que es donde se esta quemando”, explicó Ceferino.

Dicho paraje se encuentra a unos 70 kilómetros al oeste de Orán, pero por el estado del camino se demora no menos de dos horas en llegar.

El referente de la comunidad se mostró preocupado porque si bien por ahora el fuego está a unos 4 kilómetros del pueblo, si el viento cambia puede que avance hasta una zona poblada, además debajo de la línea de fuego actual, hay pastizales más densos y secos que facilitan la combustión.

Hasta el momento incendio se cobró tres mil hectáreas de bosques de altura, pajonales y nichos ecológicos de especies animales emblemas como la Taruca (venado) y el Yaguarete, lo que la convierte a la zona en un área muy rica en biodiversidad y hábitat de especies en peligro de extinción.

Ceferino remarcó que hasta ahora los únicos esfuerzos por apagar el fuego fueron los de los lugareños, porque ven atemorizados el avance descontrolado del fuego que ya suponen afectó puestos de vaquería, que se utilizan para el descanso de los pastores que llevan sus animales a alimentarse al cerro.

Además el referente señaló que los incendios suelen suceder en la zona para esta época, y recordó uno del último octubre, que dejó de avanzar al encontrarse con una cañada y se apagó gracias a una lluvia que cayó. Ayer justamente también llovió en la zona pero sin la intensidad necesario para apagar el incendio.

San Andrés, la joya oranense de turismo

Desde hace un par de años el municipio de Orán intenta promocionar el paraje para atraer a los visitantes. Dueño de unos imponentes paisajes, conserva costumbres ancestrales gracias a la comunidad colla Tinkunaku.

Pero además de las bellezas naturales, el lugar guarda una reliquia histórica, ya que por allí pasó el Camino del Inca, y su actual estado de conservación es muy bueno.

Se estima tiene que de 500 a 550 años y se lo relaciona con un sitio arqueológico donde se encontraron vestigios incaicos.

Además el camino tiene las típicas características constructivas y arquitectónicas de los caminos cuzqueños, de sólida factura y fina terminación. El trazado trepa en zigzag por una abrupta ladera de una terraza aluvial tributaria del río San Andrés, hoy en día cuenta con un ancho de 1,5 metros, cuando se calcula que originalmente era de 2 metros. Las rocas de los muros están canteadas como en los caminos imperiales del Tahuantinsuyu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *