Un médico argentino le salvó la vida a una mujer en pleno vuelo

Las reanimaciones a la turista holandesa duraron una hora y media y el médico estuvo acompañado por otra colega. 

El médico indicó que solo tuvo dos tubos de oxígeno para asistir a la mujer

El médico indicó que solo tuvo dos tubos de oxígeno para asistir a la mujer

Un médico argentino le salvó la vida a una turista holandesa en pleno vuelo rumbo a Ezeiza luego de hacerle durante una hora y media maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) tras sufrir un paro cardíaco. 

Este hecho inesperado sucedió en la madrugada de este martes en un avión de la empresa KLM que provenía de Ámsterdam y se dirigía hasta el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

En medio del vuelo y mientras el avión atravesaba el Océano Atlántico, pasajeros notaron que algo ocurría con la turista y comenzaron a pedir ayudar.

De inmediato Jonatan Mareco, médico oriundo de La Plata, se acercó hasta donde se encontraba la mujer y observó que estaba inconsciente.

«No tenía pulso», contó el doctor después de la travesía que vivió.

Ante esta situación comenzó a asistir a la víctima y la realizó maniobras de RCP. Mientras eso ocurría una colega de Chaco decidió ayudarlo a la espera del aterrizaje de emergencia en el Aeropuerto de San Pablo.

“La mujer no tenía pulso y con lo que teníamos en el avión se hicieron los procedimientos médicos de mantener la vía aérea permeable y ver que no tuviera hipoglucemia”, explicó el médico al medio 0221.

Al ser consultado sobre los problemas que afrontó en medio de la crisis, el profesional señaló que solo tuvo dos tubos de oxígeno para asistir a la mujer y que además debió intentar comunicarse con su esposo que hablaba neerlandés.

“Fue terrible porque no sabíamos dónde estaban las cosas, la barrera idiomática, el poco espacio para trabajar, con turbulencia y la gente aglomerada alrededor tratando de mirar”, detalló.

“Con la médica de Chaco usamos el botiquín del avión y el dispositivo de RCP. El avión cumplió con lo básico, aunque ocurrió todo en un marco precario y de poco espacio», sostuvo.

Una hora y media después se pudo aterrizar y la paciente de 40 años fue trasladada a un hospital en San Pablo: “De la aerolínea quedaron en contactarse pero no supe más nada”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *