Una candidata a jueza del Superior Tribunal renunció porque «no garantizan paridad»

TIERRA DEL FUEGO

La letrada Eloísa Raya de Vera expuso en sus fundamentos que el organismo «no implementó mecanismos específicos para que los candidatos y candidatas demostraran formación en materia de género, y que la falta de formación sea excluyente para poder participar en el concurso».

El Superior Tribunal de la provincia est conformado actualmente por tres jueces hombres y una mujer
El Superior Tribunal de la provincia está conformado actualmente por tres jueces hombres y una mujer.

La abogada y magister en Relaciones y Negociaciones Internacionales por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) Eloísa Raya de Vera, renunció este miércoles al concurso para elegir al quinto integrante del Superior Tribunal de Justicia de Tierra del Fuego, acusando a los miembros del Consejo de la Magistratura de la provincia de no haber cumplido con los compromisos asumidos en materia de paridad de género.

La letrada anunció por nota que no se presentaría ni a la entrevista personal ni a la prueba escrita del concurso que se llevan a cabo este miércoles a la mañana en la ciudad de Ushuaia para elegir a un juez de la Corte fueguina.

Entre sus fundamentos, la jurista expuso que el Consejo, a través de la acordada 561, había asumido incorporar parámetros relacionados con la paridad de género, a partir de una presentación realizada en 2020 por el Movimiento de Mujeres de Ushuaia (MMU).

Sin embargo, el organismo «no implementó mecanismos específicos para que los candidatos y candidatas demostraran formación en materia de género y que la falta de formación sea excluyente para poder participar en el concurso (de modo similar a como lo ha implementado el Consejo de la Magistratura de la Nación que requiere que los candidatos demuestran que han realizado el curso sobre la ley Micaela)», reseñó Raya de Vera en el escrito al que accedió Télam.

Además, la actual consejera titular de la Asociación Argentina de Derecho Internacional adujo que se baja del concurso por el rechazo del Consejo a «admitir la paridad» dentro del propio organismo.

«Nuestro sistema jurídico es complejo, formado por distintas fuentes que deben ser interpretadas de manera integrada y coherentemente», evaluó.

En ese sentido citó los Tratados de Derechos Humanos y la doctrina de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, a la vez que afirmó que «la paridad tiene suficiente sustento en normas superiores convencionales de los derechos humanos que nos conectan con los principios fundamentales del derecho, fuentes de mayor jerarquía que las normas provinciales», señaló.

Raya de Vera es abogada con diploma de honor, magister en Relaciones y Negociaciones Internacionales y en Relaciones Económicas Internacionales por la Universidad de Barcelona.

También tiene cuatro diplomaturas y es doctora es ciencias jurídicas, además de profesora universitaria y autora del libro «El régimen jurídico latinoamericano de las inversiones extranjeras» de la Editorial Académica Española, publicado en 2015, según se desprende de su currículum difundido por la propia justicia fueguina.

Hasta el momento los consejeros no hicieron ninguna referencia al desistimiento de la abogada ni a sus motivaciones.

Las convocatorias
El Superior Tribunal fueguino fue ampliado de tres a cinco miembros en 2020, aunque el Consejo solo cubrió una de las vacantes ese mismo año, a través de la selección del juez Ernesto Loffler, mientras que declaró desierto el certamen para el segundo cargo.

Es por eso que este año se volvió a realizar una convocatoria para completar el tribunal, y el proceso llevó a que once postulantes llegaran a la etapa de examen y entrevista personal que se realizan hoy.

Sin embargo, seis de los candidatos desistieron de continuar en el concurso: los actuales funcionarios del Superior Tribunal Jessica Name y David Pachtman, el camarista civil de Ushuaia Aníbal Gerardo Acosta, el camarista penal de Río Grande Julián de Martino, el juez de Ejecución Penal de San Isidro Gabriel Alejandro David y Raya de Vera.

Por su parte, el actual prosecretario de la Corte Agustín Miguel Valotta, la jueza civil Edith Miriam Cristiano, la prosecretaria de la Fiscalía Claudia Gabriela Gallo, el asesor jurídico del Servicio Penitenciario provincial, Diego Sebastián Vernaz y la ex titular del Instituto contra la Discriminación (INADI) María José Lubertino están siendo entrevistados y rendirán sus exámenes.

El Superior Tribunal de la provincia está conformado actualmente por tres jueces hombres y una mujer, mientras que el Consejo de la Magistratura tiene siete integrantes, seis hombres y una mujer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *