Una deuda, la principal hipótesis del doble crimen de Chacras de Coria

El locutor Edgardo Montiveros está detenido e imputado por el doble homicidio simple de sus suegros

imagen

Un locutor de radio fue imputado como sospechado de haber asesinado a puñaladas a sus suegros en su casa de la localidad lujanina de Chacras de Coria.

Se trata de Edgardo Montiveros, de 52 años, quien está sospechado de haber asesinado a puntazos a sus suegros Enrique Rodríguez, de 69 años, y Raquel Gómez, de 70. En tanto, Carolina Gómez, pareja del sospechoso e hija de las víctimas, fue dejada en libertad.

Las sospechas apuntan a que el crimen, que fue cometido el jueves y descubierto el viernes pasado, tuvo como móvil una deuda que Montiveros había contraído con el matrimonio y se demoraba en pagar.

El hombre, que se había desempeñado en el área de Prensa de la Municipalidad de Luján de Cuyo, fue imputado del delito de “homicidio simple en dos hechos de concurso real”.

El fiscal Gustavo Pirrelo, que interviene en el caso, había determinado la detención el domingo pasado tanto de Montiveros como de Carolina Gómez, pero la mujer finalmente fue dejada en libertad al no encontrarse evidencias de que haya tenido relación con el crimen.

La semana pasada en la vivienda situada en Fray Luis Beltrán al 5000, un vecino escuchó gritos desgarradores y enseguida llamó a la Policía.

Cuando los agentes llegaron al lugar, encontraron los cuerpos del matrimonio en la casa, en donde además se encontraban Montiveros, su mujer y un tío de ella.

El cadáver de Rodríguez fue hallado en el garaje de la vivienda, con heridas en el cuello y la nuca, que se habrían efectuado con un arma blanca, mientras que la esposa fue encontrada en la cocina degollada.

“Nos llamó la atención el área de las lesiones: todas en el cuello, algo que marca intencionalidad, cierta saña”, expresó el fiscal Pirrello.

Una de los indicios que apuntaron a Montiveros fueron heridas cortantes que presentaba en las manos, las cuales justificó al señalar que se había accidentado en la noche mientras lavaba los platos.

Por otro lado, se supo que el geolocalizador del celular del sospechoso indicaba que había estado el jueves en la casa de sus suegros.

Fuente: El Ciudadano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *