Una historia de mamá que inspira para homenajear a todas en su Día

Las Heras rinde honor a las madres del departamento a través de la vida de Perla Marún, una vecina dedicada a la tarea familiar que desde el corazón del barrio 26 de Enero lleva 42 años dedicados a ser madre sustituta de chicas y chicos con discapacidad.
“Tercer domingo de octubre” rezan los calendarios para homenajear a nuestras mamás en la Argentina. Miles de historias adornan a nuestras figuras maternas, dedicadas a una vida de sacrificio y satisfacciones, y las palabras de las protagonistas valen la pena. Desde el barrio 26 de Enero conocemos la historia de Perla Marún, una mamá de 69 años que nos cuenta su particular vida entregada al amor familiar, y con ella retratamos a todas nuestras madres en su día.

Perla nació en San Juan y desde los dos años vive en nuestro departamento. Desde 1978 está casada con Abel Lira, yesero de oficio. “Me dijo que nos casábamos en pleno Mundial”, rememora Perla con humor. Fruto del matrimonio, Perla es mamá de Mariana (38) y Gastón (34).

Hoy es jubilada, pero trabajó como mamá sustituta durante 42 años en una institución para chicos y chicas con discapacidad. “En el año 1988 comencé como becada en la Institución Álvarez Condarco para cuidados de los pacientes discapacitados. Dos años después quedé como mamá sustituta. Fui mamá de muchos chicos y adultos también a lo largo de mi vida”, relata.

Por otra parte, recuerda la atención materna que entregaba en su hogar. “La educación de mis hijos se la debo en parte a mi marido y mis papás, que me ayudaron. Cuando uno trabaja y no tiene mucho, ellos pueden tomar caminos difíciles. Sin embargo, y gracias a Dios, mis hijos tomaron buenas rutas de vida”, sostiene con una amplia sonrisa de agradecimiento. Hoy, sus hijos Mariana es licenciada en Comunicación Social y Gastón es Profesor en Educación Física, ambos comparten la pasión por el deporte y las actividades recreativas.

“Me siento muy conforme y feliz por ellos, porque siempre quiero lo mejor para ellos. Pero no me conformo con lo que tienen, porque quiero que consigan todo en base al trabajo, no tomando los caminos fáciles de la vida”, asegura Perla y esos valores son los supo transmitir como madre a sus “herederos”.

Hoy Perla disfruta de sus días a pleno como mamá. Así como ella, muchas madres que forman parte de la cultura de nuestro departamento celebran su día gracias a su lucha inalcanzable por dar lo mejor de sí y más, para sus hijos que en definitiva forman a nuestras futuras generaciones.

Día de la Madre

Nuestro país tiene la particularidad de ser uno de los pocos en el mundo que celebra el Día de la Madre en octubre. La mayoría de los países lo celebran en marzo o en mayo, y esto se debe a una singularidad en el calendario litúrgico de la Iglesia Católica. Antiguamente, se celebraba el 11 de octubre en concordancia con el Día de la Maternidad de la Virgen María (actualmente celebrado el 1 de enero), por ende se decidió llevar al tercer domingo de octubre.

Mucho tiempo antes, los primeros festejos para la figura histórica de la madre se realizaron en la antigua Grecia. Allí, las festividades eran todos los 15 de marzo en el templo de Cíbeles, en honor a Rea, la titánide madre de los dioses Zeús, Poseidón y Hades. Con la llegada del cristianismo, estas celebraciones comenzaron a cambiar tomando como base la celebración de la Virgen María cada 8 de diciembre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *