Una mujer fue herida de tres disparos por su ex pareja en un comercio céntrico

EL AGRESOR ESTA DETENIDO

Se trata de Gladys Gutiérrez de 41 años, quien fue lesionada en el pecho, un brazo y una pierna. Fue intervenida quirúrgicamente y se recupera en el Hospital Vidal. Ocurrió ayer a la mañana frente a un local de calle Jujuy al 900.

Se trata de Gladys Gutiérrez, de 41 años, quien fue trasladada al Hospital Escuela y de allí derivada al Hospital “José Ramón Vidal”, donde fue sometida a una intervención quirúrgica por los proyectiles alojados en su cuerpo. Su vida no corre peligro.
El agresor, identificado como Guillermo Luque de 42 años, fue detenido minutos después de la balacera. Lo alojaron en la Comisaría Cuarta a disposición de la Justicia. También secuestraron la motocicleta en la que transitaba cuando abrió fuego.
El violento episodio sucedió ayer a la mañana, alrededor de las 8, en las afueras de un local comercial situado por calle Jujuy al 900.
La mujer, que vive en inmediaciones de un local del rubro fiambrería ubicado por calle Jujuy entre Yrigoyen y Junín, fue interceptada por su concubino, quien al cruzar en una motocicleta le disparó tres veces con un arma de fuego.
Los proyectiles impactaron en el tórax, en un brazo y en las piernas de Gutiérrez, que fue auxiliada por vecinos, mientras que el agresor se dio a la fuga a alta velocidad.
El doctor Horacio Sotelo, director del Hospital Vidal, fue consultado sobre el estado de salud de Gutiérrez e informó que está estable, recuperándose de una intervención quirúrgica en el brazo derecho que debieron realizarle de urgencia, ya que uno de los tres disparos que recibió le quebró el hueso húmero y afectó la arteria humeral, que debió ser reconstruida.
“La señora Gutiérrez ingresó a la mañana, cerca de las 8.30, como consecuencia de una serie de disparos que sufrió, uno de ellos muy delicado, con mucha injerencia; ella entró consciente al servicio de emergencia y fue sometida a una cirugía de reparación porque el proyectil fracturó el brazo derecho, con una consecuencia severa que es una rotura de una arteria muy importante, la humeral”, describió a Radio Dos.
“La paciente fue sometida a cirugía y se tuvo que hacer una reparación muy delicada del hueso, para estabilizar y luego la reparación de la arteria”, contó. “Está estable, en terapia intensiva, se está recuperando del problema”, dijo.
“Sufrió una pérdida de sangre significativa pero fue transfundida. Está evolucionando como se prevé y está con controles de la gente de cirugía”, cerró el doctor Sotelo.
Fuente: Diario El Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *