Una obstetra de 28 años, que estaba de guardia, fue atacada sexualmente por un hombre en la madrugada en el Hospital Evita Pueblo de RanelaghBerazategui.

El abusador tomó a la médica por la espalda, la manoseó, la golpeó, rompió su guardapolvo y la tomó del cuello, produciéndole un principio de ahorcamiento.

Los profesionales denunciaron que falta seguridad en el hospital y que durante el ataque a la obstetra sólo había una mujer policía custodiando el recinto. Se sospecha que el agresor habría entrado por el estacionamiento.

La médica está bajo tratamiento psicológico y permanece en estado shock, por lo que aún no pudo ver las imágenes grabadas por las pocas cámaras que funcionan en el hospital, informa C5N.