Uno de los hombres que salvó a Cristina durante el atentado aseguró que Sabag Montiel fue “un inexperto que hizo de verdad una locura”

Federico García es concejal del Frente de Todos en el Municipio de Presidente Perón y quien redujo al criminal que intentó matar a la ex vicepresidenta.

El concejal Federico García, representa al Frente de Todos en el municipio de Presidente Perón.

Federico García, concejal del Frente de Todos en el Municipio de Presidente Perón, fue quien redujo a Fernando Sabag Montiel en el atentado contra Cristina Kirchner y consideró que el joven fue “un inexperto que hizo de verdad una locura”.

En declaraciones a Rock & Pop, García recordó que Sabag Montiel parecía un hombre “que estaba loco” porque no podía “meterse en el medio de la gente y gatillar como lo hizo”.

Cristina bajó como todos los días a saludar a la militancia y, en lo particular, me daba una caricia en la cara como un saludo. Ese día, lamentablemente, pasó lo de este tipo (Sabag Montiel) que apareció en medio de la gente. Unos compañeros me alertaron que tenía un fierro”, indicó García.

El concejal también mencionó que él, junto a otros militantes, colaboraban siempre “en la contención” de esos eventos, porque cuando llegaba Cristina a su casa “era como un acto todos los días”.

Entré en el tumulto, corriendo, y lo encontré de frente a Sabag Montiel. Lo giré, le metí la mano debajo del cuello, lo levanté y me lo llevé. Otros compañeros ayudaron, pero yo lo saqué de ahí y lo puse contra una pared. El tipo trataba de escapar de la situación y me dijo en dos oportunidades: ‘no hice nada, yo soy compañero’”, relató.  

Minutos después, García le pidió a sus acompañantes que llamaran a algún efectivo de la Policía Federal y, recién ahí, se lo llevaron arrestado junto al arma que había utilizado y que estaba en el piso, gracias a que García la retuvo con el pie.

Cuando los agentes se retiraron con Sabag Montiel, todos los que habían colaborado en la detención del criminal, se fueron a declarar lo sucedido a Comodoro Py.

No es que soy místico ni nada por el estilo, pero ahí hay un milagro. Lo único que el tipo no hizo fue montar la pistola, porque fue lo que le faltó. No sé si no se dio cuenta. Hoy sería más lógico que dijera ‘yo estuve ahí, pero era una pistola de agua y le quise dar un susto’ pero no. Dice ‘sí, yo la quería matar’. Un individuo así te hace un desastre en cualquier momento y en cualquier lugar”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *