Vacaciones: Muestra fotográfica de cóndor andino en Villavicencio

La Secretaría de Ambiente, a través de la Dirección de Recursos Naturales Renovables (DRNR), en conjunto con la Reserva Natural y sitio Ramsar Villavicencio, trajeron a la provincia la muestra que estará habilitada en la reserva hasta el domingo 31.

La Reserva Natural y sitio Ramsar Villavicencio en conjunto con el Departamento de Fauna Silvestre dependiente de la DRNR trajeron a Mendoza esta muestra –que posteriormente será trasladada a otros puntos de la provincia–, la cual se suma a los atractivos ambientales propios de Villavicencio para el receso invernal.

La muestra fue creada y curada por la Fundación Bioandina y comprende fotografías del Programa de Conservación del Cóndor Andino en el Centro de Interpretación de Vaquería, seccional de Guardaparques de la reserva.

La reserva Villavicencio es considerada Santuario de Cóndor para la Conservación de la Naturaleza. Para obtener información sobre horarios y valor de la entrada, se puede consultar en www.rnvillavicencio.com.ar, turismo.villavicencio@danone.com o llamando al 261 217 7357.

“Esta iniciativa –aparte de ser una excelente alternativa de salida familiar para estas vacaciones– se realizó con un objetivo ambiental, ya que forma parte de un conjunto de acciones llevadas a cabo por la Dirección de Recursos Naturales Renovables para transmitir a la población la puesta en valor de este ejemplar: la importancia de esta especie, su rol en el ecosistema y la dificultad con la que se recupera la pérdida de un ejemplar”, explicó el director de Recursos Naturales Renovables, Sebastián
Melchor.

Además, el funcionario destacó el vínculo constante de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial con la Fundación Bioandina, formalizado mediante un convenio de colaboración para trabajar en la conservación del cóndor andino, en especial en las áreas naturales protegidas de la provincia, en el marco del Programa de Conservación del Cóndor Andino.

“Cómo protege Mendoza al cóndor andino” cuenta con el apoyo y colaboración permanente para la conservación del cóndor andino de la Fundación Cullunche, el Centro de Manejo y Conservación SOS Acción Salvaje, y la colaboración de Policía Rural en todos los puntos de la provincia, entre otros organismos públicos y privados.

El Programa de Conservación del Cóndor Andino (PCCA) tiene como objetivos optimizar la cría, el rescate y la rehabilitación de cóndores andinos (Vultur gryphus) para derivar los ejemplares a planes de conservación ex situ e in situ de la especie. Esto, con la finalidad de contribuir a la conservación de biodiversidad y el equilibrio ecológico, implementar un plan cultural, educativo y de difusión para consolidar los alcances y resultados del PCCA, que permita generar un cambio en la comunidad.

Está basado en la valoración de todas las formas de vida y el respeto de las tradiciones milenarias y fomenta la capacitación de voluntarios, nacionales y extranjeros, estudiantes y profesionales para asegurar la funcionalidad del programa. Además, potenciar sus resultados y favorecer el intercambio técnico, asegurando el desarrollo científico y la formación académica asociada a la conservación de biodiversidad, entre otros.

La Dirección de Recursos Naturales Renovables recuerda que el cóndor andino, así como toda la fauna silvestre de la provincia de Mendoza, está protegido por la Ley Nacional de Fauna 22421, la Ley Provincial de adhesión 4602, su modificatoria la Ley 7308 y el Decreto Reglamentario 1890/05.

Quienes deseen brindar información sobre ejemplares de fauna silvestre heridos o denunciar casos de caza o tenencia ilegal pueden hacerlo a través del portal de denuncia en el sitio de internet de Ambiente: www.mendoza.gov.ar/ambiente.

Además, pueden comunicarse telefónicamente a la Dirección de Recursos Naturales Renovables a los teléfonos 261 4252090 / 4257065, de 8 a 13, de lunes a viernes o al 911 (Policía de Seguridad Rural de Mendoza).

La captura, tenencia ilegal y comercialización de fauna está penada por la legislación, como también la destrucción de sus hábitats, nidos, huevos y crías. El presunto infractor queda a disposición de la Justicia y podrá ser reprimido con penas hasta de prisión. Además, las multas por este tipo de
infracciones alcanzan valores de hasta $100.000 por ejemplar afectado, según la gravedad del hecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.