Momento en que dos jóvenes comienzan a disparar con escopetas en medio de la calle. (Captura Video)

Familiares y amigos despidieron los restos de  Ulises Herrera, el menor que perdió la vida en un supuesto enfrentamiento con un policía Federal, ocurrido el viernes por la noche en el barrio San Cayetano de la ciudad de San Miguel de Tucumán . En otro capítulo de funerales tumberos, al menos dos jóvenes fueron filmados haciendo tiros al aire con escopetas.
El caso

Según las actuaciones policiales, alrededor de las 22 del viernes, el cabo José Albornoz se encontraba charlando con un amigo en Thomas Edison al 100. De pronto, cuatro jóvenes que se desplazaban en dos motocicletas, utilizando armas de fuego, intentaron quitarle la moto al federal. El efectivo se identificó y les dio la orden de alto. Eso fue suficiente para que se produjera un fuerte tiroteo.

Del intercambio de disparos quedaron heridos dos jovenes y el sábado Herrera perdió la vida.

Horas después de que se produjera el violento hecho, personal del Departamento de Inteligencia Criminal informó que contaban con información precisa que en el velorio y sepelio del joven podrían producirse incidentes. Por ese motivo, se dispuso hacer tarea de inteligencia para evitar que se produjeran mayores incidentes.

Los uniformados, vestidos de civil, fueron transmitiendo las novedades de lo que ocurría en la zona de avenida Alem al 2.000 donde estaban siendo velados los restos del joven. Al observar que en el lugar había más de 150 personas, 40 motocicletas, unos 10 vehículos y un ómnibus que había sido contratado para trasladar a los asistentes, decidieron movilizar uniformados a la zona para evitar que los incidentes generaran problemas.

Los investigadores estuvieron atentos y fotografiaron y filmaron a las personas que realizaron disparos. También identificaron los automóviles que estaban estacionados en la vereda y armaron un expediente que ya está en poder de la fiscal Adriana Reynoso Cuello.