Víctor Heredia y Teresa Parodi, amigos hace décadas, son baluartes de una generación musical que escribió su historia más allá de lo artístico, pertenecientes a una camada de cantantes que hizo grande al país con sueños de libertad y grandeza a través de sus voces.

Los dos se reunirán por primera vez en un show que llamaron justamente “Tu voz es mi voz”. Sobre esa nueva experiencia, que tendrá lugar esta noche en el teatro Coliseo de la ciudad de Buenos Aires, adelantan a DiarioShow.com que “no era la idea hacer un espectáculo convencional, de tocar uno y después otro. El desafío es interpretar canciones del otro. Fue investigar el repertorio que no te pertenece, para apropiarse de él”.

“El desafío es interpretar canciones del otro. Fue investigar el repertorio que no te pertenece, para apropiarse de él”, adelantaron sobre su show.

Compartir

Víctor asegura que “nunca se nos había ocurrido hacer algo juntos, porque uno admira la obra del otro, se emociona con ella, y hemos compartido escenarios. Pero juntarse de esta manera no, porque el encuentro está desde siempre”.

Parodi suma que “no es que nos tiremos flores porque es lo correcto. De verdad hay un sincero respeto y afinidad, de sueños e ideales, con Víctor. Es una tarea difícil hacer canciones tan simbólicas, porque la gente las tiene incorporadas con la huella de su creador”.

En el ida y vuelta, Heredia exclama que “los intérpretes te ponen a la mano cosas de tu propia canción que no percibiste antes. En la lectura minuciosa de la letra y la música, te dejan pensando y te emocionan como si fuese una nueva canción”.

Los dos artistas declaran que a pesar de la situación que atraviesa el país, es necesario reunirse: “Es difícil ser artista hoy. Porque cumplimos un rol menospreciado. Vivimos en tiempos violentos, y la poesía y la música son herramientas maravillosas para oponerse a la violencia. Con el amor, la inteligencia y la sagacidad de lo natural en el ser humano se pueden sobrellevar situaciones muy difíciles. Nosotros dependemos del otro. La situación económica hace que mermen mucho nuestras capacidades laborales. Hay que reinventarse permanentemente, pero es doloroso ver cómo se pierden derechos. Nosotros somos seres muy sensibles, yo no me puedo callar y por eso sigo cantando”.

“La situación económica hace que mermen mucho nuestras capacidades laborales. Hay que reinventarse permanentemente, pero es doloroso ver cómo se pierden derechos”, manifestaron ambos artistas.

Compartir

Teresa asiente y expresa que “los pueblos sabios se refugian y sacan fuerzas siempre. Es la necesidad de marcar su identidad y decir quiénes son. Y eso se logra con las distintas expresiones artísticas. Estamos indefensos, perdemos derechos, y muchos la dignidad, como país. Es muy necesario refugiarse con otros en ese espacio que te provoca la música. Así recuperás tu voz, tu dignidad, tu memoria, tu historia. Nos estamos buscando unos con otros en esos espacios”.

“Como país estamos indefensos, perdemos derechos, y muchos la dignidad”, expresó Teresa.