La gobernadora de la provincia, María Eugenia Vidal, se refirió a la votación en el Senadosobre la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. “Si la ley no se vota hoy, mañana voy a estar más aliviada”, aseguró.

Vidal, que se fotografió hace unas semanas con el pañuelo celeste emblema de los Pro Vida, agregó que hay “un problema de género donde el varón se niega a usar profiláctico”y que por ese motivo “han aumentado los casos de sífilis”.

Sobre la media sanción que se le dio en Diputados, dijo que “tenía dificultades de implementación” al tiempo que coincidió con Mauricio Macri en términos democráticos de debate. “Fue una ley que se debatió con un espíritu muy democrático, pero que no consideró cuestiones de orden práctico”, añadió.

La Gobernadora, en diálogo con Mitre, también se refirió a que “hay cuestiones que no se han planteado” refiriéndose a los costos que le representaría al Estado la implementación de la Ley. “En término de recursos es imposible saber con exactitud cuánta plata le va a costar a la provincia de Buenos Aires”, aseveró.