Foto Twitter @cesargarzon80

Una violenta represión se produjo esta mañana en Mar del Plata como respuesta a la toma de una sede del Ministerio de Desarrollo social de esa ciudad balnearia, una de las localidades con la tasa de desocupación más alta del país.

Trabajadores desocupados, jubilados y discapacitados se encontraban desde el lunes en el interior de la sede municipal denominada “Calidad de vida” para pedir trabajo y alimentos ante la evidente crisis que atraviesa la ciudad y que repercute en las familias más vulnerables.

Esta mañana, la decisión de la administración municipal que comanda Carlos Arroyo fue enviar a la infantería para avanzar con el desalojo, en un lugar donde también había menores de edad. La avanzada incluyó balas de goma y gases lacrimógenos y finalizó con tres detenidos.

“Tienen hambre, quieren trabajo, ¿qué hacen?”, gritaba desde adentro una empleada estatal del Ministerio de Desarrollo Municipal, al tratar de impedir la avanzada de las fuerzas de seguridad.

Foto Twitter @cesargarzon80

“Estamos todos ejerciendo nuestro legítimo derecho de exigir se cumpla desde el estado con necesidades básicas y con pago de los trabajos hechos”, denunciaron los trabajadores mediante un comunicado.

“Violencia es este atropello, violencia es no tener que comer, no tener trabajo, vivir en condiciones infrahumanas. Violencia es la indiferencia de los responsables y principalmente de la secretaria Patricia Leniz que nunca se hizo presente ante las organizaciones”, concluyeron.