El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, inició este miércoles las negociaciones en búsqueda de financiamiento con el Fondo Monetario Internacional ( FMI), al entrevistarse en Washington con el Director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner.

De ese encuentro, que se realizó a primeras horas de la tarde, participó también el encargado de la Argentina del FMIRoberto Candarelli, dijeron fuentes oficiales.

Luego de la reunión fue el turno del análisis entre los equipos técnicos del Fondo y de nuestro país, este último integrados por el jefe de Asesores, Guido Sandleris; el viceministro, Sebastián Galliani; el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, y el jefe de gabinete de ese ministerio, Ariel Sigal.

Además, también viajaron el vicepresidente del Banco Central, Lucas Llach, y el secretario de Finanzas, Santiago Bausili.

Dujovne tiene previsto entrevistarse el próximo jueves con la directora del FMIChristine Lagarde, antes de emprender el viaje de regreso a Buenos Aires, mientras continúan las negociaciones .

Antes de partir el pasado martes a Washington, Sandleris aseguró que la Argentina “no necesita el dinero del FMI para hacer frente a obligaciones y que las gestiones iniciadas para acceder a una ayuda son de carácter “preventivo”, para atemperar las oscilaciones que genera la volatilidad externa en el mercado local.

El funcionario, que se abstuvo de precisar el monto y el plazo que tendrá ese crédito, explicó que “no es que Argentina no tenga dinero, sino que estos fondos permiten justamente suavizar las oscilaciones de la volatilidad externa”.

Durante un contacto que mantuvo con la prensa en el Palacio de Hacienda, Sandleris también relativizó que el FMI vaya a poner exigencias fiscales que la Argentina no pueda cumplir, como condición para la entrega de fondos.

“El Fondo es pragmático, realista. No veo que haya una diferencia sustantiva (de enfoque) con lo que nosotros proponemos en términos fiscales”, aseguró.

Estimó que el costo de ese crédito será “un poco más de la mitad” de lo que habitualmente la Argentina paga en el mercado financiero.

Por su parte, el ex director regional del FMI, el argentino Claudio Loser, afirmó en esta jornada que el país atraviesa “una crisis difícil”, pero consideró que “no es ni de lejos la peor” porque “los problemas que hay son manejables”.

“El Gobierno tiene los instrumentos desde el punto de vista técnico para solucionar los problemas”, afirmó Loser a radio La Red.

Mientras tanto

Este miércoles, la Cámara de Diputados no avaló un intento de votar en el recinto el rechazo de un eventual acuerdo con el FMI, propuesta por el legislador Nicolás del Caño, del Frente de los Trabajadores y la Izquierda (FIT).

“No podemos estar en esta sesión sin debatir esta cuestión que significará mayores penurias para la gran mayoría del pueblo trabajador, ya que pide a cambio reforma laboral, bajar la edad jubilatoria, achicar el Estado con mayores despidos”, aseguró Del Caño.

Sin embargo, los bloques opositores, incluidos los peronistas Frente Renovador y Argentina Federal, adelantaron su rechazo a votar esa propuesta de la izquierda, que resultó negativa con 66 votos afirmativos, 113 en contra y 45 abstenciones.