Ya se puede visitar la muestra de Gabriela Montivero “Las hijas de Eva”

La Municipalidad de Guaymallén invita a recorrer la muestra de pinturas “Las hijas de Eva”, de la artista visual Gabriela Montivero, en el espacio de arte del Hotel y Casino Cóndor de Los Andes (Boulevard Pérez Cuesta y Lateral Norte de Acceso Este, Villa Nueva).

La misma tuvo su apertura el pasado jueves y contó con la intervención artística de Bisciswing. Estará expuesta hasta el 28 de agosto y puede ser visitada de lunes a domingos, de 9 a 20 h, con entrada libre y gratuita.

Gabriela Montivero es una artista plástica mendocina, nacida en Guaymallén. Dibuja desde niña, cuando comenzó explorando las luces y sombras con lápiz y carbonilla. Más tarde incorporó el color, de la mano de Lucila Tuttera, gran artista y amiga muy importante.

Es docente y autodidacta en el arte. Se destacó en el retrato y la figura humana, con influencia del expresionismo pero siempre admirando al realismo. Cursó seminarios y estudios en el taller del reconocido artista Mauro Cano, formando parte hasta hoy de “La caverna”, ámbito de desarrollo de grandes artistas locales.

Participó en exposiciones individuales y colectivas en importantes espacios, como el Museo Nacional del Vino y la Vendimia, el Instituto Nacional de Vitivinicultura, el Espacio Natania, la Bodega Faraón y Montemar Compañía Financiera, entre otros.

Su obra ha sido seleccionada en distintos medios y concursos como la Bienal de Arte Atuel y Canal U de Mendoza.

En estos últimos años, Gabriela ha disfrutado de su segunda pasión que es la docencia, en lugares como Cejupen, de la Universidad Nacional de Cuyo, el Multiespacio Cultural Suyai y Las Azaleas Atelier, dictando clases de dibujo y pintura.

Respecto a su trabajo, la artista ha logrado fusionar la abstracción con la figura, valiéndose del color como disparador, para luego dar un concepto de identidad a sus pinturas, inspiradas siempre en la mujer como referente. Su obra es intensa y conceptual, busca a través de la belleza movilizar y provocar emociones a todo aquel que la contempla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *