Netanyahu condiciona cualquier acuerdo a que Israel pueda cumplir con sus objetivos bélicos en Gaza

El primer ministro sostuvo que las fuerzas del Estado hebreo tiene que poder reanudar sus ataques más allá de cualquier entendimiento.

Benjamín Netanyahu – Foto archivo Reuters.

Cualquier acuerdo de alto el fuego en Gaza debe permitir a Israel reanudar los combates hasta que se cumplan sus objetivos, advirtió el domingo el primer ministro Benjamin Netanyahu, mientras se esperaba que se reanudaran las conversaciones sobre un plan estadounidense destinado a poner fin a la guerra de nueve meses.

Cinco días después de que Hamás aceptó una parte clave del plan, dos funcionarios del grupo militante palestino señalaron que el grupo estaba esperando la respuesta de Israel a su última propuesta.

Netanyahu tenía previsto celebrar consultas a última hora del domingo sobre los próximos pasos en la negociación del plan en tres fases presentado en mayo por el presidente estadounidense, Joe Biden, con la mediación de Qatar y Egipto.

Su objetivo es poner fin a la guerra y liberar a unos 120 rehenes israelíes retenidos en Gaza.

Hamás ha renunciado a la exigencia de que Israel se comprometa primero a un alto el fuego permanente antes de firmar un acuerdo. En su lugar, dijo que permitiría que las negociaciones logren eso a lo largo de la primera fase de seis semanas, indicó una fuente de Hamás a Reuters el sábado bajo condición de anonimato.

Pero Netanyahu insistió en que el acuerdo no debe impedir que Israel reanude los combates hasta que se cumplan sus objetivos bélicos. Esos objetivos se definieron al comienzo de la guerra como el desmantelamiento de las capacidades militares y de gobierno de Hamás, así como la devolución de los rehenes.

«El plan acordado por Israel y acogido con satisfacción por el presidente Biden permitirá a Israel devolver a los rehenes sin infringir los demás objetivos de la guerra», declaró Netanyahu.

El acuerdo, dijo, debe prohibir también el contrabando de armas a Hamás a través de la frontera entre Gaza y Egipto y no debe permitir que miles de militantes armados regresen al norte de Gaza.

El director de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, William Burns, se reunirá con el primer ministro qatarí y con los jefes de los servicios de inteligencia israelí y egipcio el miércoles en Doha, dijo una fuente familiarizada con el asunto que pidió no ser identificada.

También se espera que Burns visite El Cairo esta semana, junto con una delegación israelí, informó el domingo la cadena egipcia Al Qahera News TV, citando a una fuente de alto rango.

Un funcionario palestino cercano a las conversaciones afirmó que la propuesta podría desembocar en un acuerdo marco si es aceptada por Israel, y pondría fin a la guerra.

«Hemos dejado nuestra respuesta a los mediadores y estamos esperando a escuchar la respuesta de la ocupación», dijo a Reuters uno de los dos funcionarios de Hamás, que pidió no ser identificado.

Otro funcionario palestino con conocimiento de las deliberaciones sobre el alto al fuego dijo que Israel estaba en conversaciones con los qataríes y que se esperaba una respuesta en cuestión de días.

Protestas en Israel

En Israel, los manifestantes salieron a las calles de todo el país para presionar al gobierno para que acepte el acuerdo de alto el fuego en Gaza, que permitiría recuperar a los rehenes que siguen retenidos en Gaza.

Bloquearon el tráfico en hora punta en los principales cruces del país, formaron piquetes en casas de políticos y prendieron fuego brevemente a neumáticos en la principal autopista Tel Aviv-Jerusalén antes de que la policía despejara el camino.

En Gaza, las autoridades sanitarias palestinas dijeron que al menos 15 personas habían muerto en ataques israelíes.

Entre ellas se encontraban Ehab Al-Ghussein, viceministro de Trabajo nombrado por Hamás, cuya esposa e hijos murieron en mayo, y otras tres personas muertas en un ataque contra una escuela gestionada por una iglesia en el oeste de la ciudad de Gaza que daba cobijo a familias, informaron los medios de comunicación de Hamás y el Servicio Civil de Emergencias.

El Ejército israelí declaró que, tras tomar medidas para minimizar el riesgo de que los civiles sufrieran daños en el lugar, atacó a militantes que se ocultaban en la escuela, así como una instalación en las inmediaciones donde se fabricaban armas.

En el centro y el norte de Ráfah, en la frontera sur de Gaza con Egipto, los tanques israelíes intensificaron sus incursiones. Las autoridades sanitarias de la ciudad declararon que habían recuperado tres cadáveres de palestinos muertos por fuego israelí en la parte oriental de la ciudad.

Las alas armadas de Hamás y la Yihad Islámica, grupo militante aliado, dijeron que combatientes habían atacado a las fuerzas israelíes en varios lugares de la Franja de Gaza con cohetes antitanque y bombas de mortero.

El Ejército israelí declaró que sus fuerzas habían matado a 30 palestinos armados en Ráfah el día anterior y que uno de sus soldados había muerto en combate.

En Shejaia, suburbio oriental de la ciudad de Gaza, el ejército afirmó que sus fuerzas habían matado a varios hombres armados y localizado armas y explosivos. Publicó un video grabado con un dron en el que se veía a varios hombres armados, algunos de los cuales parecían estar heridos o muertos, en una casa.

Reuters no pudo verificar inmediatamente el video.

(Reporte adicional de Hatem Maher y Jonathan Landay; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *